Studio Wet - Projects Studio Wet - Projects
Projects Office


Casa Reveriego
Casa Gálvez
Casa Lucas
Manzana Verde
Casa Recacha
Casa Borrero
Casa Riscos
Luces de Barrio'17
Casa Rosa
Fence in L77
Casa Lissen
Terraza Mairena
Herrenhaus Tetzitz
Tetzitz Park
Orden de Malta
Umbau in Dietlikon
LM Apartment
37 Viviendas en Guadix
House in Puebla de Guzmán
Casa Pérez Pichardo
SwissExpo Cádiz
Parque "las Graveras"
Parque de la Muela
Parque Ribera Guadiana


Complete Works


Viviendas Emvisesa
Jose Gomez Mora, Daniel Montes
2019
Torreblanca, Sevilla
Competition
Una nueva monumentalidad, aún en la extrema periferia es posible (1) (2). Una simple visita al área de concurso nos proyecta sensaciones sobre la ausencia, de objetos, de límites de referencias, al modo del Terrain Vague de Ignasi de Solá Morales, de pensamiento vigente a 18 años de su muerte. Es este proyecto una pequeña aportación para cubrir las ausencias, para construir referencias urbanas y para significar un espacio urbano aún por definir. En compromiso con la edificabilidad asignada a la parcela, confiamos en la utilización de volumetrías reconocibles, áun con los ojos entrecerrados (3). Este asignación de una volumetría previa tiene un impacto directo en la configuración de las viviendas y los locales comerciales. Así, la superficie comercial se asigna integramente a la planta baja, construyendo un zócalo que ocupa casi el 100% de la parcela. En plantas superiores, la inserción de un patio interior en tres plantas permite construir este modelo de Zigurat. Plantas primera y segunda, integramente de viviendas, se organizan a través de galerias. El objeto de las galerías es doble, flexibilizar los accesos a las viviendas, y proporcionar un espacio interior más doméstico, más acogedor. Finalmente la planta de ático ocupa un 20% de las superficie inmediatamente inferior, y en ella se desarrollan estancias pertenecientes a los duplex de la planta inferior, tendederos y espacios comunes del edificio. La relación vertical entre plantas no se restringen a los Duplex . Consideramos que en este espacio urbano aún inhóspito, es necesario buscar maneras de anclar a sus nuevos ciudadanos al lugar. Una manera de ellos es asociar algunas de las viviendas a los locales de planta baja. En la propuesta recogemos en planta primera 4 viviendas que se conectan de manera directa a cuatro locales de planta baja, una integración que en parte se inspira en el modelo Rompemoldes. Con ello, estos habitantes desarrollan un vida parcialmente anclada al lugar, y se convierten en un faro de estabilidad para el área. Ellos serán verdaderamente los ciudadanos de un barrio por definir.